NewsEstamos Contigo

Actions

Vendedores ambulantes del Valle asaltados por adolescentes en Phoenix

Street Vendors Apolinar & Ernesto
Posted at 1:35 PM, Nov 19, 2020
and last updated 2020-11-19 15:35:23-05

PHOENIX — Trabajar como vendedor ambulante no debería implicar el riesgo de ser golpeado y asaltado en cualquier momento por simplemente intentar ganarse la vida honradamente.

Así se sienten Apolinar Sosaya-Morales y Ernesto Hernández mientras trabajan como "eloteros" y "paleteros" en el oeste de Phoenix.

El viernes 13 de noviembre del 2020, Sosaya-Morales y Hernández fueron presuntamente atacados y asaltados con navaja en mano y a punta de pistola por tres presuntos adolescentes.

Los sospechosos escaparon con alrededor de $300.00 en efectivo, el total de las ganancias del día de ambos vendedores ambulantes.

El dinero que les robaron era muy necesario para comprar medicamento y para el sustento familiar.

“Primero lo abofetearon y luego le quitaron el dinero,” dijo Sosaya-Morales.

Sosaya-Morales tiene 75 años y ha trabajado vendiendo paletas en el oeste de Phoenix durante los últimos 17 años.

En casi dos décadas en el negocio, dice que lo han asaltado ya varias veces.

“Me robaron a punta de pistola y una vez alguien me puso un cuchillo en el estómago,” expresó Sosaya-Morales.

Sin embargo, el asalto del viernes pasado fue diferente.

Sosaya-Morales es mayor ahora, sus piernas ya no son las mismas y ya no puede defenderse como solía hacerlo.

"No puedo estar de pie por mi cuenta durante mucho tiempo, mis rodillas no pueden sostenerme.”

Pero dice que tiene experiencia con este tipo de ataques, por lo que durante el incidente, fue su amigo Ernesto, “el elotero novato” el que más le preocupó.

Ambos vendedores ambulantes estaban juntos durante el asalto.

"Estaba molesto, estoy trabajando duro para ganarme la vida limpiamente para que vengan y lo tomen todo, no es justo,” expresó Hernández.

Hernández tiene solo 20 años, vender elotes lo ayuda a mantener a sus hermanos pequeños en México.

"Tengo un poco de miedo, ¿y si los veo y me atacan de nuevo?" dijo Hernández.

Mientras tanto, Sosaya-Morales, que no tiene seguro médico, se ha quedado sin dinero para sus medicamentos y una cirugía que necesita desesperadamente.

“Tengo diabetes, artritis, no puedo caminar, me canso rápidamente y siento que me caigo. La cirugía es cara, no tengo dinero,” dijo Sosaya-Morales.

La policía de Phoenix dice que no hay pistas aun en la investigación, nadie ha sido arrestado todavía, pero Sosaya-Morales no pierde la esperanza.

"Espero que esto ayude a las autoridades a hacer algo para que no haya más daño contra los pobres que luchan por sobrevivir.”

Sosaya-Morales desea que ser víctimas de un crimen no tenga que ser parte del trabajo porque la jubilación para ellos simplemente no existe.

"Me gustaría jubilarme, pero no puedo".

Dice que trabajará hasta que no pueda más. Porque por más difícil que sea, dice hay cosas que valen la pena en la labor de vendedor ambulante.

“El cariño que me ha dado la gente, sus atenciones y su amabilidad los llevo dentro de mí. El día que yo me vaya, es un recuerdo que me llevaré de la gente que me ha mantenido porque de ellos vivo.”

La policía está pidiendo ayuda al público, si tiene alguna información, llame al 480-TESTIGO.

Si desea ayudar a ambos vendedores ambulantes, visite: https://www.gofundme.com/f/270uwnm9dc