NewsEstamos Contigo

Actions

PUENTE y ACLU solicitan más datos sobre procedimientos de inmigración de la policía de Phoenix

Phoenix Police
Posted at 12:10 PM, Jun 18, 2021
and last updated 2021-06-18 15:10:42-04

PHOENIX — La Orden de Operaciones 4.48 es la política relacionada con inmigración que el Departamento de Policía de Phoenix debe seguir al cumplir las violaciones de inmigración penales y civiles.

Puente Human Rights Movement y ACLU de Arizona presentaron este mes una solicitud de registros públicos al Departamento de Policía de Phoenix; después de que dicen que la Policía de Phoenix no proporciona datos cruciales sobre sus procedimientos de aplicación de la ley de inmigración.

“La policía tiene la responsabilidad de ser transparente y responsable con la comunidad a la que sirve. Aunque la Policía de Phoenix no está bajo una orden judicial y no está legalmente obligada a divulgar datos 4.48, creemos que no debería ser necesaria una Solicitud de Registro Público para ver cómo sus oficiales están aplicando 4.48", declaró ACLU of AZ.

La Orden de Operaciones 4.48 fue creada por la Policía de Phoenix en 2010 después de la aprobación del Proyecto de Ley SB 1070.

SB 1070 permite que un oficial de policía cuestione el estado migratorio de alguien solo si existe una sospecha razonable de que esta persona es indocumentada.

Según el sitio web de la ACLU:

“La Sección 2 (B) de SB 1070 requiere que los oficiales de policía de Arizona determinen (o intenten determinar) el estado migratorio de una persona solo en dos circunstancias limitadas: (1) cuando el oficial arresta a una persona por un delito de ley estatal (como DUI) , o (2) cuando el oficial detiene a una persona bajo sospecha de un delito de ley estatal y el oficial, durante el transcurso de la detención, desarrolla una sospecha razonable de que la persona “es un extranjero. . . presente ilegalmente en los Estados Unidos".

Cada ciudad tiene sus propias políticas, aquí en Phoenix, la Orden de Operaciones es la guía de la propia policía de Phoenix que incluye lo siguiente:

  • Los agentes tienen prohibido preguntar a las víctimas o testigos de un delito sobre su estado migratorio y retener a una persona más tiempo del necesario para abordar el propósito de una parada de tráfico.

Los tribunales han dictaminado que los oficiales no pueden prolongar una parada para realizar un control de inmigración, por ejemplo, si un oficial tardó 20 minutos en emitir una citación de tránsito, no pueden esperar más que eso para que un oficial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU. (ICE) se presente.

Además, según esta política, los oficiales deben tener la aprobación del supervisor antes de comunicarse con ICE. Después de todo eso, los oficiales deben completar un formulario con información básica como: el motivo de un control de inmigración, el propósito del contacto inicial, la raza y el origen étnico de la persona a la que detuvieron y el resultado de la parada de tráfico.

Pero en 2017 se agregó otro requisito.

"Que el departamento tiene que rastrear y recopilar datos de actividades relacionadas con inmigración por parte de sus oficiales de patrulla dentro de la ciudad de Phoenix, hasta hoy, no hemos recibido ninguna de esta información", dijo Christine Wee, abogada senior de la ACLU de Arizona.

Wee dice que aunque el Departamento de Policía de Phoenix está obligado a recopilar los datos, la policía de Phoenix nunca los ha puesto a disposición del público, al menos no de forma voluntaria.

ABC15 se comunicó con el Departamento de Policía de Phoenix y un portavoz dijo en un correo electrónico:

"El Departamento de Policía de Phoenix recopila la información a la que se hace referencia y la pondrá a disposición a través de una solicitud de registros públicos".

ACLU y PUENTE dicen que se trata de transparencia.

“El público tiene derecho a saber lo que está sucediendo y estos son solo hechos. Estos son datos objetivos que necesitamos, por lo que podemos asegurarnos de que están haciendo todo lo posible para mostrarnos su compromiso, que se toman en serio el fin de la discriminación racial y la injusticia racial en la ciudad", dijo Wee.

PUENTE pudo obtener algunos de los datos en 2020 a través del concejal Carlos García.

"Muestra que el 95% de las personas por las que se están comunicando con ICE son ciudadanos estadounidenses o residentes legales, menos del 3% son personas indocumentadas", dijo Sandra Castro, directora de organización de PUENTE.

Castro dice que a los datos que recibieron de la Policía de Phoenix en 2020 les faltaba mucha información relacionada con inmigración.

ACLU y PUENTE dicen que hay un incremento en el número de quejas de la comunidad contra la policía de Phoenix que afirman que los oficiales están llamando a ICE durante las paradas de tráfico regulares.

"ICE acaba de llevarse a tu marido"

“Mi hermano me llamó y me dijo: 'Lo siento mucho hermana, pero tengo que decirte' ... 'ICE acaba de llevarse a tu esposo'”, dijo Ivonne Nuñez.

Nuñez es ciudadana estadounidense, su esposo es indocumentado. El fue enviado a un centro de detención de inmigrantes después de una parada de tráfico en Phoenix en enero del 2020.

"Dije, 'no, por favor, no me digas eso, por favor no me digas eso'".

Carlos Nuñez, el esposo de Ivonne, se dirigía al trabajo cuando lo detuvieron en enero de 2020. Conducía sin una licencia de conducir de Arizona, pero proporcionó su pasaporte mexicano como identificación.

“El oficial me dijo: 'Está bien, no se preocupe; no va a pasar nada ', pero 45 minutos después llegó ICE, me metieron en su camioneta sin decirme nada”, dijo Carlos Núñez.

Entonces, ¿qué puede hacer un oficial y qué no puede hacer? Si alguien no tiene una licencia de conducir, ¿sería una sospecha razonable llamar a ICE?

“Absolutamente no, absolutamente no”, dijo Christine Wee, abogada de la ACLU de Arizona.

Wee dice que no tener una identificación estatal o simplemente un pasaporte extranjero por sí solo no es suficiente para sustentar una sospecha razonable para indagar sobre el estado migratorio de una persona.

ACLU destaca que la presencia no autorizada en los EE. UU. no es un delito y no significa en sí misma que alguien haya cometido o vaya a cometer un delito.

Aún así, dice Sheree Wright, una abogada de inmigración en Phoenix, el 70% de sus clientes vienen debido a infracciones de paradas de tráfico.

"Sucede todos los días, un nuevo cliente llega con los mismos problemas de infracciones de tráfico todos los días", afirmó Wright.

La parada de tráfico provocó que Núñez terminará en el Centro de Detención La Palma de Eloy durante dos meses.

"Recuerdo que mi niña seguía llorando y me preguntaba: '¿Papá va a estar bien?' ¿Qué le dices a eso?" dijo Ivonne Nuñez.

La familia ahora enfrenta un nuevo desafío, una nueva carta de ICE.

“Me está pidiendo que entregue a mi marido, lo llaman extraterrestre (alien). Si no hago esto, pondrán una orden de arresto y dice remoción como la razón".

Remoción significa deportación que para Nuñez significa perder al padre de sus hijos y al único proveedor de la familia.

"Mi sobrina también vive con nosotros, su hijo tiene autismo, mi hermano tiene síndrome de down, mi mamá tiene una afección cardíaca, tiene diabetes, también tiene tubos de nefrostomía".

Nuñez dice que tuvo que dejar de trabajar para cuidar a su madre.

"Entonces, si él no está aquí, ¿cómo vamos a poder estar bien?"

Los abogados de inmigración dicen que no están solos. Según Wright, la mayoría de sus clientes han sido enviados a ICE después de infracciones de tránsito menores.

“Quizás una luz trasera rota o que no se detiene por completo en una señal de alto. Ahora bien, si se tratara de alguien de otra raza, estoy seguro de que muchos agentes de policía probablemente lo pasarán por alto”, afirmó Wright.

En cuanto a Nuñez, su último mensaje es para la policía de Phoenix que denunció a su esposo.

"Si no tenía que hacerlo, ¿por qué lo hizo? Ojalá hubiera pensado en lo que le iba a hacer a la familia".

Ella dice que su esposo se presentará a su cita de inmigración con su abogado el próximo mes. Por ahora la familia seguirá reunida en la mesa del comedor, para cantar y orar.

Dicen que esos momentos preciados ninguna ley de inmigración se los podrá quitar.

Puede encontrar información sobre sus derechos si un oficial de policía le pregunta sobre su estado migratorio durante una parada de tráfico aquí.