NewsEstamos Contigo

Actions

Datos muestran desigualdad en administración de vacuna contra COVID-19 en condado de Maricopa

poster_617a8afc3cf74149894bd82eab2c2f8e.jpg
Posted at 3:07 PM, Feb 16, 2021
and last updated 2021-02-16 17:07:05-05

PHOENIX — Nuevos datos estatales revelan que muchas comunidades con más personas de color y niveles más bajos de ingresos se están quedando atrás cuando se trata de recibir la vacuna del COVID-19.

Para los residentes de Maryvale, se siente como una repetición de este verano cuando personas tuvieron que esperar en fila durante más de 10 horas para hacerse la prueba del virus.

"Estamos sentados aquí en Maryvale, este es uno de los lugares donde COVID ha golpeado más duro en todo el país”, dijo Janey Pearl Starks, Directora de Equidad y Diversidad en Mountain Park Health Center.

El centro de salud es una clínica acreditada por el gobierno federal que ahora ofrece la vacuna a sus pacientes y al público elegible en las categorías 1A y 1B y también a los mayores de 75 años.

“Cuando la gente llega aquí, está llorando, está llorando. Están diciendo 'He estado tratando de obtener esta vacuna durante semanas; hemos estado esperando esta vacuna.’ Están compartiendo historias de cómo COVID ha devastado a sus familias, por lo que literalmente están llorando mientras se arremangan la camisa", dijo Starks.

Ella dice que la comunidad de Maryvale tiene interés en la vacuna, pero los nuevos datos dados a conocer por el condado de Maricopa muestran que hay una gran disparidad.

De acuerdo a esta información, muchos de los que se están quedando atrás se encuentran en áreas con las comunidades de color más grandes.

“85009 tiene la tasa de vacunación más baja de cualquier código postal en el condado de Maricopa. Es un 90% minoritario en ese código postal,” afirmó Garret Archer, analista de datos de ABC15.

Archer dice que el denominador común entre los códigos postales con las tasas de vacunación más bajas son los ingresos.

“De los 10 códigos postales que han recibido al menos una dosis, siete tienen más de $80,000 en ingresos familiares", dijo.

En otras palabras: cuanto más rico sea, más probabilidades tendrá de recibir una vacuna en el condado de Maricopa.

"El problema es que el estado está usando la vacuna para el sitio a gran escala al que llamo el sitio de la vanidad en State Farm [estadio], que principalmente proporciona la vacuna a personas de ingresos altos", dijo Will Humble, ex director del departamento de salud del estado.

Humble dice que el sistema de registro de citas en línea está provocando un acceso desigual a la vacuna.

“Eso se puede arreglar con un sistema en el que todos ingresen sus datos e información y haya una selección aleatoria de personas. Así que eso iguala la oportunidad para que las personas se vacunen sin importar sus ingresos, sin importar qué tan flexible sea su trabajo, sin importar qué tan buena sea su computadora o su banda ancha".

Esos mismos problemas de acceso son los que Starks dice que han estado señalando al estado durante mucho tiempo, así que tan pronto como recibieron la vacuna, hicieron que el acceso a las citas estuviera disponible para todos.

“Para los miembros de la familia que no tienen automóvil, que no pueden hacer el ‘drive-through’, que no pueden salir, que no pueden ausentarse del trabajo, que no tienen Internet, que no pueden presionar actualizar, que no pueden hablar inglés, todas estas barreras, para nosotros es solo llamar al número de teléfono y alguien va a contestar en su idioma,” dijo.

Para otros, existe una falta de transparencia por parte del gobierno estatal cuando se trata de planificar la distribución equitativa de la vacuna.

"Es una especie de historial que tiene Phoenix con el racismo institucional. ¿Alguien está hablando de eso? Estoy seguro de que si alguien de Scottsdale o Paradise Valley tuviera que venir al sur de Phoenix para sus vacunas, estarían poniendo el grito en el cielo", dijo Manuel Torres, un ex profesor de sociología.

Torres dice que su amigo de 75 años no pudo recibir la vacuna en el sitio de vacunación ubicado en el estadio State Farm.

“Es casi imposible. La gente piensa que todo el mundo tiene un teléfono inteligente, una computadora portátil y no es así. Como mi amigo, es bastante educado, pero solo tiene un teléfono celular y no pudo entrar".

Según datos estatales, solo el 8% de los latinos elegibles han recibido la vacuna en comparación con el 50% de las personas de raza blanca.

Entonces, ¿qué tan preocupantes son estos números? El Dr. Alonzo Plough, director científico de la Fundación Robert Wood Johnson, dice que son extremadamente preocupantes.

“Su código postal, el lugar donde trabaja, la etnia no debería ser determinante para que tenga un resultado saludable. Ahora bien, una pandemia es algo malo, pero no debería verse afectado de manera desproporcionada por ese tipo de condiciones". afirmó Plough.

La Fundación Robert Wood Johnson es la filantropía de salud más grande del país.

Dicen que es fundamental priorizar cómo el estado se conecta con las comunidades de color.

"Cómo hacemos un trabajo especialmente bueno al brindar información, actividades de fomento de la confianza en el idioma y los lugares con los que la gente se siente cómoda, para que podamos distribuir la vacuna en los brazos correctos", dijo Plough.

Plough dice que los brazos correctos son los de las personas con mayor riesgo.

"Si no tenía un historial de tener seguro médico, de que le atiendan sus afecciones crónicas como la diabetes o la presión arterial alta, será más susceptible a un virus como COVID-19'', dijo Plough.

"Si nos fijamos en la esperanza de vida en Paradise Valley o Scottsdale, es de unos 85 años; la esperanza de vida aquí y en el sur de Phoenix es de 75", dijo Starks.

Para poder hacer una cita para su vacuna del COVID-19 por el sitio web del departamento de saludo estatal, haga clic aquí.

Varias farmacias en el condado están proporcionando la vacuna, puede encontrar las ubicaciones haga clic aquí.