NewsCoronavirus

Actions

El obtener una prueba de COVID-19 resulta imposible para los que solo hablan español en Arizona

Posted at 11:10 AM, Jul 10, 2020
and last updated 2020-07-10 14:10:53-04

“Yo me siento estresada, no puedo ni encontrar palabras porque siento que el gobierno no está tomando las medidas necesarias que deben de tomar.”

Mayra Rivera dice los últimos días han sido abrumadores. El pasado mes de junio su mejor amiga le pidió ayuda como intérprete tras no encontrar personal que hablara español en lugares que ofrecen la prueba de COVID-19.

“Te voy a ser sincera no hay clínicas, no hay ayuda en español que puedan ofrecer estos servicios para la comunidad sobre todo en el Este del Valle,” señaló Rivera.

El esposo de su amiga trabaja en un restaurante donde dice varios empleados ya han sido infectados. De acuerdo a Rivera, el esposo de su amiga empezó a padecer síntomas en junio pero no encontraban ayuda por no hablar inglés.

Rivera dice buscaron en áreas desde el Este hasta el Oeste del Valle, sin suerte.

“Yo en sus zapatos no sé qué hubiera hecho al no tener alguien con quien contar aquí,” dijo Rivera.

Pero el ser bilingüe no marcó la diferencia cuando Rivera intentó ayudarles: “aun así es dificil. Tienes que estar ahí desde las siete de la mañana, no contestan las llamadas y no te regresan las llamadas. Esto es muy frustrante para la comunidad Hispana en estos momentos.”

En las últimas semanas en el estado de Arizona se ha reportado un alto crecimiento en casos confirmados de Coronavirus, convirtiendolo en el nuevo epicentro a nivel mundial.

Estadísticas recientes muestran a la comunidad Latina como una de las más afectadas por el virus en Arizona. En Ias últimas semanas se han reportado filas de espera para pruebas de COVID-19 de hasta 14 horas en áreas de Phoenix con alta población Latina y Afroamericana. Para Rivera, la desigualdad racial ante la pandemia va más allá del problema de largas filas: “él anhelaba que los tres pudieran hacerse la prueba.”

Cansados de esperar, la familia decidió ir a un “urgent care” pero al ver que no contaba con seguro médico, se le notificó el precio por prueba costaría $200 dólares.

“Entonces se puso a pensar, serian por los tres $600 dólares, esto no lo puede pagar nadie. Tienen renta y otras facturas,” dijo Rivera.

$200 dólares para esta familia equivale a la mitad de los ingresos semanales, así que decidieron solo el padre se haría la prueba. Semanas después recibieron la noticia de que el resultado fue positivo.

“Se deben de realizar pruebas a toda la familia para que sea eficaz,” señaló Raymond Embry, Director de la organización Embry Women's health.

Embry dirige un sitio de pruebas de COVID-19 en Mesa Community College. El dice que el realizar la prueba a solo un integrante de la familia no tiene sentido: “nunca sabes de donde se originó la infección y eso puede tener un gran efecto en el resto de la familia.”

El resto de la familia ahora presenta síntomas de COVID-19.

“Dolor en la espalda, dificultades para respirar, temperatura y pues sabemos que estos son síntomas del COVID,” dijo Rivera.

La familia ahora deberá iniciar la búsqueda por una prueba. De nuevo.

“Lo mas seguro es que ya arroje a que sea positiva,” señaló Rivera.

Rivera teme que ella también esté infectada ya que tuvo contacto con la familia: “voy a tener que buscar donde hacerme la prueba también y se que aqui en el Este de Valle es muy difícil.”

Pero organizaciones como embryowomenshealth.com dicen ellos tienen espacios disponibles en Mesa Community College.

“Nos encontramos abiertos las 24 horas del día los siete días de la semana y la prueba es gratuita. Toda la familia puede hacerse la prueba en una visita, sólo tienen que programar una cita en internet,” señaló Embry.

“Es dificil por internet, todo esta en ingles,” dijo Rivera.

Embry al darse cuenta del problema respondió que tan pronto se terminara esta entrevista se encargaría de ayudar a que su portal de internet cuente con información en español.

Pero cada caso es diferente, hay familias cuyo estatus migratorio les impide tener un seguro médico o una identificación como la licencia de conducir de Arizona.

Embry dice, eso no es impedimento para que personas puedan obtener estos servicios:

“algunas personas dicen que se necesita un número de seguro social, una licencia de conducir, si revisan la documentación disponible en el sitio web público de HRSA https://www.hrsa.gov, no se requiere nada de eso. Eso no debería prohibirles que puedan ofrecer estos servicios a estos pacientes, " afirmó Embry.

Por ahora Rivera espera la comunidad preste atención a historias como las de ella:

“que por favor usen la mascarilla en cualquier lugar público, guarden el distanciamiento. Esa es la única manera de acabar con este virus que está fuera de control.”

También espera su experiencia llegue a oídos del gobernador del estado: “es muy lamentable que estemos viviendo esto en Arizona, está fuera de control. Somos el número uno en todos los países. Siento que estamos solos en esto,” concluyó Rivera